28 mayo, 2010

Dime Cuanto Consumes y Te Diré Cuanto Vales

El consumismo es como los intelectuales le han llamado a la cultura de comprar todo para solucionar todo. Dígase entonces de la acción de consumir por el consumir mismo. Vemos en la tele que todo lo que se dice es: Compre esto, compre aquello... y llega un momento que nos falta el espacio... pero ésto también tiene una solución ¿Cuál es?... COMPRE una casa más grande, o un acomodador para los 30 pares de zapatos, o un perchero para colgar las playeras nuevas ¿No tiene tantas playeras? ¿Qué no ha visto el nuevo diseño?. El no andar a la moda se paga socialmente.


Si se fijan compramos de todo y las cosas dejan de funcionar al año o dos (justo después de que se chingó la garantía). Las nuevas computadoras no son tan diferentes de las antiguas, difieren en una parte que viene integrada, si quieres cambiar de procesador necesitas una nueva tarjeta madre compatible, del 60% del costo de una computadora nueva. Ademas los nuevos sistemas operativos no son compatibles con los viejos... pronto, la computadora necesita más potencia aquí, mayor espacio allá... y si te quedas atrás llegará un momento en que la comunicación (una de las motivaciones para comprarla) será imposible. LA SOLUCIÓN: COMPRA otra.

Y no es con la intención de dar una crítica de esas que generalizan y dicen: LA SOCIEDAD MODERNA... y ya, los verdaderos culpables distribuyen su cargo de consciencia entre los que realmente no somos un problema. Personas que como usted o como yo preferiría que los controles de la tele no se desbarataran al año de uso (por más que le presione al botón no funcionará ya) ¿Se han fijado que las teles compradas de cierta época para acá empiezan a fallar casi al mismo tiempo que las compradas 10 años antes? Una de las fallas más comunes son aquellas que presionas "POWER" para apagarlas y cambian de canal o suben el volumen. Curioso, pero con las primeras televisiones de "pushale" (de botones) eso no pasaba.

Yo creo que sería buen momento de pedir un cambio. No sé si recuerde (personalmente yo no... pero me ha tocado ver fotos y escuchar relatos antiguos) en los años 50 los zapatos se usaban hasta que los dedos se le salieran y traer un parche era digno de señalar como una mamá ahorradora. La mochila que todos los hermanos usaron era de cuero, de esas cuadradas. Hoy con materiales de la era "espacial" que aseguran ser más fuertes que el acero lo primero que chinga a su madre dentro del mismo año escolar son los zippers y la presión que tienen las mamás de comprar otra no es propiamente que por ese agujero se salgan las cosas... es porque "¿Qué van a decir? ¿Que tu mamá no te compra una mochila nueva por coda?". Y señoras... el niño cree que el que puede comprar cosas más caras (no tanto mejores), más brillantes, y más delicadas... es un amigo con el que se puede divertir más.

Recuerdo yo que mi nintendo podía resistir que se me cayeran los cassetes, alguno se me cayó en un charco. Lo importante, limpiarlo y ponerlo a secar. Después... sin ningún problema. Hoy nos venden DVDs originales con los datos expuestos, si lo agarras mal... o si le tocas allá... ese disco dejará de funcionar en un corto tiempo. Si un DVD virgen cuesta 10 pesos (y es muy caro) y un juego original alcanzan los 800 pesos (porque nos venden la información del juego, no el dvd original) ¿No sería mejor pagar 850 pesos por un juego que sea aguantador para las manos de estómago que tienen estos chamacos de hoy en día?

¿Cómo le podríamos hacer para mejorar el mundo pues?

Primero, necesitamos cambiar nosotros. Estamos en la era de la información, usémosla y hagámosla libre y gratis.

Después y dentro del cambio interno de cada quién: Cuestionemos e intentemos aprender.

¿Se ha fijado que obtener una deuda es algo cada vez más fácil? A eso se le conoce como: Recompensa temprana.

No se asuste, si usted es buen administrador sabrá que no toda la deuda es mala. Todo depende de ¿En qué se gastó la deuda? Por ejemplo:
Deuda mala: Deuda que paga un lujo innecesario sin dejar nada a cambio. Compre la tele mas cara en Coppel y le apuesto que se descompone ANTES de que termine de pagarla.

Aquí el premio viene ANTES del esfuerzo.

Deuda buena: Saque un préstamo para poder comprar una casa, usted tendrá que pagar 2 mil pesos al mes, pero puede rentar la casa en 5. Se organiza para tenerla rentada en un 75% del año y aún así las cuentas le salen. Después al final del año (y más si logró tenerla ocupada todo el año) se podrá comprar una tele al chaz chaz, si gusta.

Puede durar pagando la tele el mismo tiempo, la diferencia es que la recompensa no viene inmediatamente. Es ahí donde somos huevones. Imagine que una vez que la casa se pague sola, usted podrá venderla (y seguir recibiendo mensualmente los pagos por la casa), al final de cuentas tendrá tele, casa y lana.

¿Es esa una solución que nos venden en la tele? No lo creo.

Al final de cuentas nos gustan los procesos cortos, premios rápidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, siempre y cuando cumplan con las directivas del blog.
Las opiniones expresadas aquí son ajenas a Shegarlandia, trate ser educado... los comentarios ofensivos serán eliminados.

Barra de Navegación

Tus Datos de Navegación

Sign by Danasoft - Shegarlandia Technologies

Ésta página se vé mejor con resoluciones mayores a 1024 pixeles de ancho y en Mozilla Firefox 20 o posterior.