12 noviembre, 2011

Cultura de Legalidad

El gobierno del estado, junto con un bonche de asociaciones civiles, ahora trae el programa de la Cultura de la Legalidad en la enseñanza al grueso de la población ¿Por qué me siento estafado con esto?

La legalidad, según mi punto de vista, no debería estar contrapuesta a una consciencia lógica/moral. Esto sería si los legisladores hicieran leyes congruentes con aplicaciones lógicas y reales de los derechos humanos, civiles, comerciales y penales de los ciudadanos y habitantes del estado. Es decir: todo mundo podría tener una idea de lo que es legal haciendose preguntas del sentido común: ¿Será legal obtener un beneficio atentando contra el bienestar ajeno? ¿Será legal que alguien quién no tuvo el proceso creativo sea el beneficiado de derechos de autor? etc...

Para empezar que existan leyes que protejan a unos cuantos, impuestos altos a la clase que se encuentra en peligro de extinción: la clase media; dejar en la ignorancia financiera a esa tan extensa clase baja y protegiendo a los amigos de la clase alta estatal.

En sí, la legalidad debería ser una extensión lógica de la moral humana, del respeto. El no robar por miedo al castigo de la ley no es lo mismo que no hacerlo por respeto al bien ajeno ¿Cual es la diferencia? Qué alguien nomás tiente un puesto en la función pública y encuentre una aparente forma legal de hacer desaparecer fondos públicos y que por protecciones políticas sepa que no será expuesto... ya no le tendrá miedo al castigo. La legalidad actual, para estas gentes, contempla la cultura del poquito: "robar poquito no es robar".
En cambio, si existiera una moralidad básica en el actuar de estas personas... las palabras de estas gentes estarían puestas detrás de un compromiso moral con lo que se dice: "robar poquito es robar, no deja de ser una falta al recurso de alguien". Una moralidad realmente firme, única. Y es que es cierto que nuestras escalas de valores son tan variadas que robar está mal cuando lo hace el del otro partido pero es un acto a callar cuando el comercio de favores está de por medio.

Entonces ¿Cómo creer en un programa de la Cultura de la Legalidad si el lider estatal es alguien quién sin miramientos suelta mentiras tan burdas como decir que la carretera de Madera-Guerrero es de 4 carriles o que él ofrece todo su apoyo al camino Madera-Dolores? Algo aquí no está siendo congruente. De lo de Galeana y de quienes hayan comentado de eso, me reservo mi opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, siempre y cuando cumplan con las directivas del blog.
Las opiniones expresadas aquí son ajenas a Shegarlandia, trate ser educado... los comentarios ofensivos serán eliminados.

Barra de Navegación

Tus Datos de Navegación

Sign by Danasoft - Shegarlandia Technologies

Ésta página se vé mejor con resoluciones mayores a 1024 pixeles de ancho y en Mozilla Firefox 20 o posterior.