26 agosto, 2012

Experimento por Roles.

Ponga usted una silla... siente usted mentalmente ahí a aquella persona que le quiere decir algo, pregúntele, cuestiónele, grítele... (no le escupa, no sea pendejo... que después tendrá que lavarlo usted). Interroguele todo aquello de lo que tenga duda en sus acciones: ¿Por qué jodidos hiciste esto? ¿Para qué? ¿Qué buscabas?...

Levántela de la silla... ahora siéntese usted ahí Y CONTESTE.

Aquí puede pasar varias cosas:
1.- Qué usted sea tan bueno para responder de ambos lados... inventando argumentos.

2.- Qué realmente supiera las respuestas a las preguntas que usted mismo se hiciera, entonces las acciones de la otra persona tienen una lógica.

3.- Que no se sepa responder.

3-a) Esa persona estaba pendeja y tal cual veleta por el viento, hacía y decía dos cosas diferentes.

3-b) Usted nunca quiso entender las razones de esa persona y a estas alturas no las comprende.

3-c) Ambas.

4.- Que sepa las respuestas, pero que se niegue a pensar que esa persona no era como usted creía.


Si le pasó la 1) sépase que no está dispuesto a perder una discusión, ni consigo mismo; Es correcto el enfoque, es mala la actitud. Trate de convencer no de simplemente ganar...

Si le pasó la 2) las cosas deben de ser más claras ahora para usted.

Si le pasó la 3) no se atormente con responder preguntas que no entiende en fundamento, o que no tienen fundamento. Puede repetir el experimento, en el primer paso, cuando sea esa persona imaginaria la que esté sentada ahí, piense realmente en sus interrogantes, y no esté acomodando la pregunta para refutarse con anterioridad sus respuestas. Si lo hace bien... puede que le suceda el inciso 2.

Si usted es mi persona imaginaria, sépase que estoy agradecido de que se me ponga a pensar, pero que por más que intento no puedo justificar muchas de sus acciones. Simplemente siento que vivo en un mundo raro, de acciones ambiguas... de intereses escondidos. Un mundo de falsos positivos... y de negativos verdaderos. No me gusta que seas mi eterno inciso 4.

En veces imagino que me imaginas sentado en una silla.

3 comentarios:

  1. Si hiciera el ejercicio justo en este momento podria desatar mi racha hormonal algun caos existencial... No mejor asi lo dejo jejejeje!!!

    ResponderEliminar
  2. Chida el exercise, pero muy compicated. Apenas empecé y el loco de la silla no supo ni qué decir. Se ha quedado con una cara de ... menso que por poco lo insulto. Me contuvo solamente la idea de que ese podría ser yo.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, siempre y cuando cumplan con las directivas del blog.
Las opiniones expresadas aquí son ajenas a Shegarlandia, trate ser educado... los comentarios ofensivos serán eliminados.

Barra de Navegación

Tus Datos de Navegación

Sign by Danasoft - Shegarlandia Technologies

Ésta página se vé mejor con resoluciones mayores a 1024 pixeles de ancho y en Mozilla Firefox 20 o posterior.